lunes, 9 de febrero de 2009

Noche

Esperó pensativo, anticipando lo que vendría. Sintió un ligero adormecimiento en la boca y empezó a transpirar, el corazón parecía querer salírsele del pecho. Pisó el acelerador y subió el volumen del estéreo; observó de reojo al tipo en el asiento de al lado, que no parecía conmovido en lo más mínimo. Hizo un comentario sobre el clima como al pasar, pero a diferencia de otras veces, no tenía ganas de hablar. Sintió la urgencia de estar con una mujer, de saborear un vaso de Jim Beam, hasta de escribir un poco, pero no de conversar. Todo estaba en orden, como de costumbre, así que dejó a su acompañante en el callejón de siempre, mirando hacia ambos lados antes de frenar, no era ese un vecindario en donde quisiera detenerse, aunque sabía que indefectiblemente, tendría que volver.
Quince minutos más tarde estaba en el pub, sentado en frente de un gran vaso de gaseosa. Había aprendido a no beber en ocasiones como aquella, y le divirtió la ironía de su mesura.
Observó a las mujeres acodadas en fila en la barra, y se dirigió a la más cercana; era más joven de lo que esperaba, bonita, pero nada especial, no la hubiera mirado dos veces si la hubiera cruzado por la calle. Probablemente fuera un par de años mayor que su hija. Salieron juntos al cálido aire nocturno, y tras intercambiar unas palabras, la siguió en el auto hasta su apartamento. Dejó subir a la chica primero, esperó diez minutos, y tocó el portero eléctrico.
Una vez adentro pidió permiso para pasar al baño, sabía que no podía excederse si quería salir bien parado, pero tampoco podía a esta altura darse el lujo de dudar.
Dos horas más tarde comenzó a vestirse en silencio. Cuando tuvo el saco puesto palpó sus bolsillos, ahí estaban, de un lado el bulto pequeño y suave, del otro, uno más grande y más frío. Se acercó despacio a la cama, observó a la chica que dormía con placidez, y sin pensarlo dos veces, le pegó un tiro en la nuca. Había usado el silenciador, pero por si acaso, se demoró unos minutos, no quería ningún vecino husmeando o llamando a la policía.
Al retirarse se acordó con una mueca de CSI, su programa favorito, dudaba que en este caso alguien se molestara en levantar huellas, después de todo, era una perdida. Y él no tenía antecedentes.
Ya en el auto, tomó lo que le quedaba, sabía que lo mejor era irse a su casa antes de que bajara la angustia, que últimamente era cada vez peor y más intensa.
Se dió tiempo todavía para pasar por la estación de servicio y cargar gasolina. Aprovechó para comprar una petaca de Jim Beam, le vendría bien para el camino. Estaba por arrancar cuando la vió, una adolescente que no llegaría a los 17, sentada en el cordón, con la cabeza gacha.
Se acercó, y notó que estaba ebria.
- Estás bien?
La chica no le contestó, y él se dió cuenta de que lloraba. La ayudó a subirse al auto, logró sacarle información acerca de su domicilio, y sin pensarlo dos veces, cruzó como un loco media ciudad para dejarla, sana y salva, en brazos de una bruja que lo insultó por lo bajo cuando se iba.
De regreso, tuvo que detenerse a vomitar al costado del camino. Ya se podían adivinar las primeras luces del alba pujando por abrirse paso entre las sombras. Un par de cuervos comenzaban a saludar el día, y la sola idea de llegar a su casa de mañana lo deprimió. Recordó la noche que se terminaba; la chica muerta y la chica viva; sintió el resabio metálico en la boca y se observó las manos, que le temblaban como hojas.
Cuando finalmente se deslizó bajo las mantas del sofá-cama, se dió cuenta de que no podría dormir. Se tomó un Valium y prendió la tele.
Un tipo de traje leía las noticias. Decidió que se tomaría el día.
Después de todo, se lo merecía.

13 comentarios:

F dijo...

Caballero, solo tengo felicitaciones para este relato, usted hace que el blogger si pueda soñar con personajes.

A eso es lo que yo quiero llegar, el blogger debe explorar tanto el lado oscuro como el claro del ser humano.

Un asesino es un personaje increible, dificil, y hasta a veces nos contenemos en describirlo.

Un escritor es afortunado porque puede recrear un homicidio, tanto del ciudadano corriente como el de un personaje ilustre.

Con blogger ocurre que estamos limitados, observe esta noticia:
El Caso de un blogger en Alberta

Ocurre que si un tipo escribe en blog acerca de crimenes debemos asumir que es un criminal ya que los blogs son una expresion de si mismos.

Creo yo mi estimado 22 que usted ya no esta escribiendo ficcion sino hechos autobiograficos...seguire investigando....si fue usted el que dio muerte a estas jovencitas, no lo dude,..., yo mismo me encargare de colocarlo en manos de la RCMP.

Por otra parte de verdad que este tipo tiene estilo porque un asesino seral no debe ser como Vancouver Serial Killer es decir sangrientos y muy DMG, el asesino en serie debe ser un tipo sofisticado, amable, asi como Hannibal Lecter, cultos.....adorables.

Buen cuento.

Saludos...creo..glup

Lorena dijo...

Hola Ale
Tus cuentos son oscuros y bien relatados, me gustan.
Besos

El 22 dijo...

Estimado F, gracias por sus conceptos. Es cierto que todos los personajes tienen algo de autobiograficos, aunque sea minimamente (desde ya le aclaro, una vez mate un pajarito de un piedrazo, y no me arrepiento. Cuelguenme si quieren); si no lo tuvieran serian muy poco creibles. Claro que esa "realidad" incluida se distorsiona de inmediato por obra y gracia de la imaginacion u otros datos adquiridos por ahi. En fin, gracias pro leer y analizar mis humildes escritos. Saludos.

Gracias Lore. Me da un poco de verguenza publicar estas cosas, por que se que estan lejos de ser buenas, pero la verdad es que me resulta muy divertido. Besos.

hanniani dijo...

Que bárbaro!!! Está buenísimo!!!

Lo malo es que estoy sola, hay mucho silencio y me pusiste nerviosa!!!

Si no es secreto, o mi pregunta no es demasiado indiscreta...En qué momentos se te ocurren estas tramas???!!!

Me encanta como escribís!!!

Beso!!!

Gabriel dijo...

Ale, para vos, que sos obviamente muy crítico de tu propio trabajo, estas cosas 'no están buenas'.

Para nosotros, que te leemos, son espectaculares. Sé fiel a tu público, Betoño! :-)

F dijo...

El relato es bueno, contiene varios elementos entre los que note: 1 La Noche, es decir en Betoño el tiempo en el que transcurre la accion es protagonista, la marcha de las horas esta siempre presente, en otros cuentos como Lunes, Marte o en el del personaje del 31 de diciembre, el paso del tiempo no solo manipula al personaje sino que compromete al lector.

2. Se hizo un buen uso del contraste, una chica fue asesinada, la otra fue rescatada, eso fue inesperado.

Solo un par de cosas podria yo criticar y es que ojala un dia el personaje central de las historias sea una mujer.

Fijense que el protagonista en los cuentos-Betoño son hombres, ademas mentalmente enfermos o al menos timidos o neuroticos.

Creo yo que es necesario que Betoño nos revele la maldad femenina....

PD: (En serio es ficcion? )

El 22 dijo...

Hannia: estas cosas se me ocurren cuando estoy aburrido :) Besos.

Gabriel: sos muy amable, Almada :)

Estimadisimo: lamento contradecirlo, pero el segundo cuentito que escribí, "Domingo", está protagonizado por una damisela, tanto o más loca que mis otros personajes. Lo va a encontrar en la etiqueta "cuentos". Saludos.
P.D.: Ud. esta esperando que yo confiese un homicidio? :)

Leo dijo...

jajajaj muy bueno lo disfruté mucho, muchísimo, salutaciones capo

El 22 dijo...

Gracias Leo. Ahora, me liquidaste en tu Blog, ya te puse de todo. Ademas de tratarme de "22", no me pusiste en link ni los colorcitos, me estas tirando a matar, capo. :P

Alejandra dijo...

Que locura!!! Da miedo.

La Chiffre dijo...

Cierto, estos relatos del 22 me inquietan....

Câline dijo...

A mí me parece valiente y admirable dejar un cuento de cosecha propia ahí ante el mundo para ser leído.
A mí me ha gustado mucho!
Saludos.

王勝 dijo...

a片手機看到飽
a片免費看看到飽
做愛a片直播網
a片下載網路電視
日本a片直播線上看
av女優手機看到飽
色情手機看到飽
18成人網站手機看到飽
視訊聊天室手機看到飽
情趣用品手機看到飽
a漫h漫手機看到飽
色情性愛光碟手機看到飽
sex手機看到飽
做愛手機看到飽
成人影城手機看到飽
情色貼圖手機看到飽
情色手機看到飽
色情網站手機看到飽