lunes, 23 de febrero de 2009

Como estás, tanto tiempo?

Tiempos de Internet y Facebook son los que corren.
Con éste último en particular está pasando algo muy extraño, ya que no solo se ha convertido en una herramienta para conectarse con gente amiga, sino también para encontrar fantasmas.
Treinta años atrás, cuando toda esta tecnología no estaba disponible, un señor mayor (o no tanto), les contaría a sus compinches de café sobre aquella noviecita que había tenido en sus tiempos de juventud, sobre lo linda que era y sobre como lo envidiaban en el barrio cuando lo veían con ella. También podría contarles sobre aquel amigo que se mudó al Norte, que era buenísimo jugando al futbol, sobre sus aventuras de muchachos y sobre como le perdió el rastro hasta el día de hoy.
Si a este señor le hubieran dicho entonces que no mucho tiempo después solo tendría que sentarse adelante de una máquina, y escribir un nombre para tener una grandísima posibilidad de encontrar gente de su pasado, verlos en fotos y saber de su vida, probablemente se hubiera asombrado.
Mi pregunta es bastante concreta: es realmente bueno actualizar nuestros recuerdos? Facebook nos da la posibilidad de encontrar a esa novia de la adolescencia, a ese gran amigo que perdimos de vista, y eso, por lo menos en principio, suena tentador. A todos nos seduce el saber, el ver, nuestra curiosidad necesita ser satisfecha. Vivimos una época en la que, gracias a Internet, nuestro ansia de conocimiento llega a un nivel cercano al morbo, a una necesidad de estar al tanto de todo, para muchas veces descartar la información en segundos para pasar a otra cosa.
Sin embargo, nuestra memoria es sabia. Con el correr de los años selecciona, modela, hasta idealiza muchas de nuestras vivencias. Despues de todo, lo que somos, nuestro pasado, es lo que recordamos.
Hoy en día, envasamos nuestros recuerdos en un disco rígido, al punto de que ya no importa tanto si están tan presentes en nuestra cabeza o no. Sabemos que solo tenemos que clickear una carpeta y verlos. Me da la impresión de que corremos el riesgo de que muchas de nuestras viviencias pasen por nuestra vista sin ser procesadas como corresponde, las dejamos para después, para cuando tengamos tiempo. El caso más clásico es el del turista que visita un lugar que no conoce, y al disponer de pocos minutos, los dedica enteramente a filmar o a sacar fotos. Es cierto, podrá pasar horas en su casa apreciando las imágenes que obtuvo en su cámara, pero no hubiera valido la pena dedicar ese tiempo a observar, a dejarse impregnar por el paisaje para convertirlo en un recuerdo duradero?
Yo no estoy seguro si quiero ver en qué se convirtió mi novia de hace veinte años, o si prefiero dejarla como lo que fue entonces, como parte de ese todo que es mi vida. No se si quiero convertir esa historia atesorada en mi memoria, en la foto de una señora que ya no conozco y con la que no tengo nada en común, excepto el pasado. Es nada más que un ejemplo aplicable a cualquiera de mis fantasmas.
Sin ir más lejos, el otro día me contactó por Facebook un muchacho con el que fuimos buenos compañeros en la primaria. Fue una alegría saber de él, pero pasó algo curioso, después de los saludos de rigor y de ponernos más o menos al tanto de nuestras vidas, no supimos que más decirnos. Y ahí quedó, en mi lista de más de cien "amigos", amigos que también, curiosamente, tengo archivados en una carpeta, sabiendo que los puedo contactar cualquier día de estos...cuando tenga tiempo.
Me habré quedado en la Edad de Piedra?

15 comentarios:

La Chiffre dijo...

Pas de tout. A mi me sirve el facebook para espiar....y es cierto encontre una novia, pero ella solo se registro en el facebook y no lo utilizo para nada, pero el nombre esta alli...incluso le mande una invitacion como amigo, (pero usando yo un nombre falso..jeje). NADA, asumi que el facebook no la cautivo o no lo necesita.

Bueno, pues me acorde del año y colegio en el que se graduo (antes de conocerme a mi) y habia en facebook precisamente un grupo del año y colegio y ohh sorpresa, vi fotos de ella que no conocia y es mas grupos relacionados al dicho grupo en donde pude verla algunos años despues del dia en que no volvi a verla.

Y asi por el estilo he echo con otras mujeres (no novias ya) que se han cruzado por mi vida.

El facebook me convierte en un Sherlok Holmes, me permite huzmear en las vidas de otros mientras protejo celosamente la mia.

El 22 dijo...

Je, je. Me pregunto si en persona será Ud tan intrigante como sus multiples personalidades virtuales. O si sera, despues de todo, un tipo peligroso. Saludos.

Gabriel dijo...

A mí me pasó algo parecido hace poco. Me contacté con muchos de mis compañeros de la secundaria, con quien había perdido contacto desde hace más de 20 años. Tuvimos un montón de intercambios de mails durante un par de semanas, y después no volví a oír de ellos.

No lo veo mal. Ahora sé que están allí, y si el día de mañana se me ocurre algún buen motivo para contactarlos (por ej. ando buscando alguna foto de esa época), los contactaré...

Wra5 dijo...

Me siento representado por el post y por los comentarios de los presente creo que tambien nos quito la posiblidad del ir al barrio abuscar a los amigos del colegio, etc del cara a cara

ElGranj dijo...

Hola Ale,

Tu post tiene dos partes y en dos partes de respondo :-)

Mi pregunta es bastante concreta: es realmente bueno actualizar nuestros recuerdos?

Esta pregunta me recuerda a la película Strange Days que si no las has visto, te la recomiendo. Es de James Cameron, tiene años ya. Ciencia Ficcion.

Al grano, en la película hay una frase que dice Angela Basett que no se me olvidara:

Los recuerdos se desvanecen, y eso es por una razón ...

Con respecto al turista que solo toma fotos y no disfruta, muchas veces en mis viajes he pensado exactamente eso, y en ese momento me detengo a apreciar el momento y bajar la cámara para que mi cerebro se aprenda y no olvide ese momento. Ya sea apreciando el monumento a Washington, impresionado por lo infinito de la muralla china, o sentado en un carro yendo a visitar las pirámides de Meroe. Esos entre muchos otros recuerdos inolvidables.

Saludos.

Mike dijo...

Lindo post.
En mi caso Facebook me sirvió para contactarme con gente que hace mucho no veía. Algunos compañeros de la facultad, otros amigos de hace muchos años que se habían perdido. Otros, alumnos que están desperdigados en el mundo.
Si, lo mas probable es que en muchos casos el contacto sea el inicial, los saludos, la puesta al día y nada más. Pero como dice Gabriel, ahí están, ahí los tenés... antes, ni eso.

La Chiffre dijo...

El 22:

-Respuesta al comentario numero 2 de la charla-

Quizas sea profundamente decepcionante conocerme en persona.

Ademas no soy peligroso. No realmente.

(Todavia no)

De pronto en el facebook....je je

Jorge dijo...

Algo parecido me ha sucedido: amigos encontrados y nada mas, pero en el caso de mis compañeros de secundaria es diferente, pues nos hemos juntado un par de veces y estamos planeando hacer algo para la institución que nos albergó y, por supuesto, organizar otra junta con parrillada incluida.
Saludos.

Lorena dijo...

Hola Ale
Creo que a la mayoría nos pasa, de repente me contactaron amigos o conocidos del pasado, tanto de la primaria, secundaria o de algún trabajo que tuve. Hubo un intercambio de mensajes y nada más.
A mi me parece bien ese corto intercambio, uno sabe que están bien y nada más.
Yo ya no tengo mucho en común con ellos y esta bien que quede en ese breve intercambio de informacion.
Unque ahora que lo pienso mejor, prefiero recordarlos como eran de chicos.

La mayoria de mis compañeros de escuela se siguen viendo y se reencontraron, claro que viven en el mismo barrio y siguen teniendo casi "la misma vida" desde chicos, hasta sus hijos son compañeritos en la escuela.

Besos

El 22 dijo...

Es cierto lo que dice la mayoria, esta bueno saber "que fue de la vida" aunque solo sea por saber que esa gente esta ahi. Y ojo, no es que este en contra de facebook ni de tener amigos ahi (de hecho los tengo), y tampoco reniego de la tecnologia que me permite, por ejemplo, estar comunicado con mi familia en Argentina. Simplemente se me hace raro como vamos cambiando el contacto directo (amigos, paisajes, etc) para ver muchas cosas a traves de una lente o un monitor.
Saludos a todos (comentaristas de lujo que tengo la suerte de tener!)

Lorena dijo...

Ale...que pasó con la cajita??
Ya no la vas a seguir usando?

El 22 dijo...

Y...por ahi la pongo otra vez. Es que cada tanto la miro y me dan ganas de hacerla volar, no se por que :) Hasta que alguien me la recuerde, como vos acabas de hacer, y vuelve, je. En un ratito reaparece.
Besos.

Mordi dijo...

algo que me gustó de Facebook es que unos compa~eros mios del primario me encontraron. No nos habíamos visto desde 1983 (fui sólo hasta 5to grado allí). la cosa es que pusieron un par de fotos de nuestros primeros grados y las conversaciones se limitaron a comentar hechos sucedidos en esa época. No nos preguntamos cómo nos va ahora. y creo que fue muy positivo. No nos reencontramos como los adultos de ahora, sino como los chicos de entonces. Y no hubo mandadas al fretne ni recordatorios de momentos desagradables. Con otra gente, màs próxima en el tiempo y en la vida fue lindo recuperar los contactos, pero no hacia tanto tiempo de que no nos veíamos. Con un par logramos encontrarnos luego de andar buscàndonos por google durante varios a~os, así que eso fue positivo. También aparecieron personas de las que no quiero saber nada ni quiero que sepan nada de mi. En ese caso, no he aceptado la petición de contacto. Creo que facebook puede utilizarse para ser selectivo con los recuerdos y para no olvidar o no perder los contactos que uno quiere mantener. Es gente que està allí, como dice Gabriel.
Pero, creo que es lícito borrarse una vez que uno se hubiere cansado de facebook. Después de todo, si uno tiene un blog, con una búsqueda google basta para encontrarlo.

Emilia Lucia dijo...

Me identifique con el post, tal vez por eso no soy usuaria de facebook, porque no se que tal benefico y útil es desempolvar el pasado. Sin embargo he visto por cuentas de amistades que de todo se encuentra y en realidad no me resulta tan atractivo saber todo de todo el mundo, en facebook no existe la privacidad y por eso creo a la gente le gusta tanto.

Paty dijo...

Si suele suceder!! Es muy agradable reencontrarte con gente que tienes años de no vre y que formo parte importante de tu vida, es lo que me gusta del facebook, pero efectivamente yo creo que influye el contexto, los cambios y demas, son personas que pasaron y fueron impoirtantes pero que igual con el tiempo, aun viendolas la relacion se hubiera enfriado.

saludos!!