miércoles, 1 de octubre de 2008

El Dolor de una Mamá

Este Domingo pasado, en la provincia de Tierra del Fuego, Argentina, Sofi, la nena de tres años de la foto, despareció en un camping tras una pequeña distracción de sus padres. Sospechan de los ocupantes de dos autos que estaban parados en la ruta cerca del lugar, un Fiat Palio rojo y un Chevrolet Corsa gris.
Esta noticia está circulando por los diarios argentinos desde el lunes, y hay un importante operativo policial tratando de encontrarla. Su mamá pidió ante las cámaras llorando que la persona que la tenga "Que le dé leche, es una nena muy mimosa, todavía no dejó la mamadera, que le dé fideitos hervidos, algo de comer". La verdad, me partió el alma. De solo pensar que mi hija pueda caer en manos de un hijo de puta como los que hay dando vueltas por ahí me enferma, me da pavor.
Esto pasa en todos lados lamentablemente, y lo peor es que estamos acostumbrándonos a escucharlo. Hoy tuve que ver a esa mamá desesperada para prestar la debida atención y compartir su angustia.
Los delitos y abusos contra los niños son, a mi criterio, imperdonables bajo cualquier punto de vista, y los enfermos que los cometen deberían ser tratados y juzgados por la ley sin ninguna contemplación.
Hoy mismo en España se desbarató una red gigante de pedófilos, entre los que se encontraban pilotos, médicos, jubilados, conserjes, etc, etc. Ciento veinte personas de distintas extracciones sociales fueron detenidas. Lo triste es que una buena parte de las mismas ya habían sido detenidas y liberadas por lo mismo en reiteradas ocasiones, porque la ley no es lo suficiente severa para castigarlas. En algunos países ni siquiera existe legislación concreta en contra de la pedofilia, especialmente si está relacionada a Internet. Mientras tanto, cientos de chicos desaparecen por día, las estadístcas son escalofriantes. Y esto no es un mito urbano, le puede suceder a cualquiera.
A veces me pregunto si el ser humano se merece el lugar que tiene en la escala evolutiva. Y sinceramente, me asusta la tolerancia que se está desarrollando hacia temas como este, del que muy pocos hablan. Sin ir más lejos, en Montreal, Canadá, viven anónimamente muchos de estos criminales, ya que la ley hacia este tipo de delitos es menos rigurosa. Y esto dicho por conocidos pedófilos! Inclusive tiene sede allí la empresa que actúa como host de la mayoría de los sitios y foros de Internet dedicados al tema en Norteamérica.
No quiero tener que llevar a mi hija atada a una correíta como he visto a algunos padres hacer, como si fuera un perrito. Preferiría sentirme más seguro, sabiendo que la ley me protege en lugar de ofrecer impunidad a estas basuras.
Ojalá Sofi vuelva con su mamá y se encuentre bien. Ojalá nunca tuviera que publicar posts como este.

11 comentarios:

Gabriel dijo...

Para mí, y esto ya lo he comentado en mi blog en su momento, esta gente tiene una sola cura: un terapéutico tiro en la cabeza y a otra cosa.

Quien abusa de una criatura no es un ser humano. Es una basura de la peor calaña, que ni siquiera merece ser llamado/a animal. Yo con esa gente no tengo ninguna piedad.

Espero también que esta chiquita aparezca. Pero lamentablemente tengo muy poquitas esperanzas...

ARTURO dijo...

Su indignacion es totalmente comprensible, la comparto.

En Quebec desaparecio en 2007 una peque&a, Cédrika Provencher, de 9 a&os, en toda la provincia vimos su fotografia y se hizo una intensa busqueda, desafortunadamente no se sabe absolutamente nada de ella.
y no es el unico caso...

Saludos
Arturo

Cristina dijo...

Pensar en estas cosa me rsulta escalofriante, sobre todo como pueden, impunemente, dañara a una criatura, desde el mismo hecho de llevarla, realmente expreso todo mi deseo que esa niña aparezca, ya que no logro ni siquiera imaginar el dolor de esos padres. De paso agrego otro crimen horroroso que esta sucediendo en este pais, y es el robo de niñas y jovenes para el comercio sexual, es algo inconcebible que las tomen como si fueran cosas y se las lleven, sin que nadie diga ni haga algo, y ya se ha visto tambien que son inmensas redes, que incluyen por supuesto a nuestra fuerza publica (si, esa que nos tiene que cuidar) formando parte activa de ellas. Espero que de una vez todos abramos los ojos y no dejemos que estos oscuros negocio progresen, ya que si son tan rentables es por que cuentan con muchos clientes, que deberian hacerse cargo de que ellos tambien son tan culpables como el que las explota, y que estas pobres chicas podrian ser sus hermanas o sus hijas.
Saludos
Cristina

Lorena dijo...

Ale
Este tema es alarmante, me imagino lo que deben estar pasando esos padres y se me hace un nudo en el estómago.

En México hay muchos secuestros y también usan la correa para los chicos, es realmente feo verlo, yo vivo pendiente de los chicos, pero te puede pasar en unos segundos nada mas.
En el colegio de Ian, por ejemplo, hay que ener una credencial para poder retirarlo. Eso mismo te dice la gravedad de ese tema.

Hace no mucho Ian se nos perdió dentro del supermercado, venia al lado nuestro mirando una revisa de superheroes y se le dio por ir a regresarla a la góndola de las revistas... te juro que todavía tiemblo porque una señora me dijo que había visto a un señor llevarselo para la puerta... lo que terminó siendo que era uno de seguridad, porque Ian le dijo que estaba perdido y necesitaba llamarnos por altoparlantes.

Desde entonces, los dos chicos vienen sentados en el carrito.

Ojala que encuentren a esta nena y si aparece que no la haya pasado muy feo.

El 22 dijo...

Gabriel: si bien me genera cierto conflicto, pienso como vos. Es mas, los colgaria a la vista de todos como escarmiento. Lamentable tener que volver a la barbarie en tiempos "civilizados", pero ser demasiados permisivos nos esta llevando cuesta abajo.

Arturo: asi es, los casos son muchisimos. Este es uno mas, pero cada tanto algo nos toca de cierta manera y nos hace explotar. Saludos.

Cristina: creo que das en el clavo. El problema no son solo los delincuentes que los explotan, sino los que consumen desde su PC, gente "respetable" que puede ser tu vecino, cualquiera. Esos son los generadores de una demanda aberrante que termina en casos como este.

El 22 dijo...

Lore:
Me imagino el susto. Es una pena tener que vivir en alerta permanente, pero bueno, recien ahora que soy padre empiezo a entender lo que antes me parecia exagerado. Besos.

Lorena dijo...

Viste, con los hijos tu mundo se da vuelta y se vuelve vulnerable!

Besos.

PD: te mande un mail.

Jorge dijo...

Con 2 hijas pequeñas, vivo en constante intranquilidad. Y, aunque podría ir en contra de mis principios, pienso igual que Gabriel.
En Chile hay un pedófilo condenado que escapó y huyó a Brasil, con la ayuda de una red de protección. Allí lo apresaron y lo devuelven a nuestro país para cumplir su condena de 20 años de carcel.
Espero que a la niña la encuentren pronto.

El Maestro dijo...

Realmente es terrible y los que tenemos hijos, casi instintivamente nos ponemos en le lugar de esos pobres padres, y es una sensacion terrible.
Robarle la inocencia a un niño con todo lo que ella implica, esa magia que tienen esas pequeñas personitas, es un delito de lesa humanidad

MCB dijo...

Increible!!! A proposito de esto, Colombia está viviendo algo igualmente terrible en estos días. Una madre demanda al padre de su hijito de 11 meses por no darle dinero para el mantenimiento y alimentación del bebe. Este desgraciado ha secuestrado a su propio hijo para que la señora retire la demanda... despues de unos dias el bebe aparece muerto, la policia atrapa al padre y este SIN NINGUNA VERGUENZA acepta que contrató a alguien para que lo matara!!!! Cada vez que pienso en esto me produce nauseas, me proboca llorar de rabia, de indignación... en nuestro país no existe la pena de muerte, pero en un caso como estos mi humilde opinion es que debería aplicarse... animales como esos no merecen seguir dañando a gente inocente.

Hector Torres dijo...

Tema por demas complicado lo de la pedofilia por que tiene muchas aristas, pero mientras siga habiendo demanda, es como el tema de la droga, nunca acabara, por mas guerra a la pedofilia.

Todo pasa por la educacion al final.

Saludos.