miércoles, 11 de junio de 2008

Profesionales en Canada

Leyendo un post de Guillermo, el tema de la idealización (o no) del trabajo profesional en Canada me quedó dando vueltas en la cabeza, rebotando en mi subconsciente, seguramente porque me toca de manera muy personal.
Como
la mayoría sabe, para conseguir estatus de residente permanente en este país, uno debe tener una profesión u oficio que esté en alta demanda por estos lados. Es lógico, Canada necesita cubrir sus necesidades tanto en el crecimiento de la población (inmigrantes) como en sus áreas especializadas más carentes de profesionales. Esto nos permite a mucha gente ”calificada” obtener nuestra visa para radicarnos y a la vez adquirir derechos (y deberes) equiparables a los de un ciudadano. También nos dara opción a la ciudadanía en un plazo razonablemente corto.
Hasta ahí, suena casi idílico.
El problema comienza sin embargo con la inserción laboral a corto plazo (y a veces mediano y largo también). Dependiendo del área de especialización, el recién llegado se encontrará con algunas dificultades; la primera: el presuponer que conseguir el trabajo que uno quiere es fácil. Mi área, la de la salud, es particularmente complicada, pero no es la única. Para generalizar, podríamos decir que el profesional se encontrará con que tiene que revalidar su licencia contra estándares a veces ridículos (que inclusive superan el mismísimo nivel medio canadiense de práctica profesional), y que una vez superados ni siquiera garantizan una inserción inmediata o la bonanza económica deseada, ya que también se espera que el aspirante posea cierta “experiencia canadiense”, la cual hay que conseguir muchas veces en un area de trabajo “menor” a la esperada.
Sin dudar podríamos decir que existe una falla entre el prometedor panorama y la realidad que al inmigrante promedio le tocará vivir. También hay gente que consigue excelentes empleos enseguida, pero esos casos son contados y no deberían tomarse como parámetro general.
Les doy como ejemplo mi caso particular. Después de cinco años y ya siendo ciudadano Canadiense, he abandonado hace muy poco la idea original de dedicarme a mi profesión. Suena triste… pero no lo es. Personalmente, el proceso validatorio de mi título me resultó dificil, y sin éste no tengo posibilidades de trabajar en lo mío; pero no pongo excusas, no es imposible. Muchos en este punto reniegan de lo mentiroso que es el proceso inmigratorio, de la injusticia contra el profesional extranjero, que el idioma, que lo complicado del proceso, que la discriminación, que esto y lo otro.
Muchos van a disentir conmigo en lo que sigue, y admito que esto es personal. Sí, el sistema tiene sus defectos, pero en Canada, a excepción de algún que otro caso desafortunado, el que se esfuerza consigue lo que quiere, es casi una cuestión de elección. Yo podría haber insistido, y eventualmente haber conseguido mi licencia, pero en el camino me encontré con otras opciones.
En cinco años de vivir en suelo canadiense me he dado el lujo de: considerar y empezar una nueva carrera, comprarme una linda casita (y pronto nos mudaremos a una nueva), decidir trabajar por mi cuenta en un futuro casi inmediato, trabajar ocho horas diarias y tener en mis manos tiempo para mi familia y mis hobbies, tomarme vacaciones una vez por año, vivir en una comunidad floreciente y segura, tener un pasar económico razonable, etc, etc, etc, y podría seguir enumerando unas cuantas. Para ello trabajé en una empresa de jardinería, luego en una zapatería ortopédica, etc, etc, etc, y lo mismo mi esposa. Y eso viniendo a este país sin más que lo puesto y trabajando en empleos totalmente promedios.
Es ésta un historia de exito? No, es una historia corriente. Ciertamente no para el profesional que llega pensando en obtener el puesto soñado al otro día y en hacer mucho dinero de la noche a la mañana. No si mi única meta era trabajar en un campo determinado y nada más. Por eso hay que pensarlo dos veces antes de embarcarse en una aventura de este tipo si no se tiene un plan B o se consideran otras alternativas. Yo personalmente, estoy conforme con mis pequeños logros diarios, otros se sentirían frustrados ante la misma situación. Cada tanto me pregunto: estaba mejor antes de venir? Son todavía válidas las razones por las que abandoné mi país? Que gané y que perdí con mis desiciones?
Mi conclusión es ésta: uno elige irse (otros, a pesar de los infortunios de sus naciones de origen, deciden igual quedarse), uno elige arriesgarse por un futuro mejor, uno triunfa o fracasa según sus propios estándares, uno es el hacedor de su destino, y uno puede volverse por donde vino si no se siente a gusto. Canada hoy por hoy les da a los profesionales (y también no profesionales) una oportunidad; con ciertas reglas por supuesto, lamentablemente no todas justas o perfectas; pero la oportunidad está, y ofrece un potencial inmenso, depende de cada uno el decidir con antelación los parámetros que le van a servir para medir sus logros, y hacer de la experiencia migratoria una realmente valuable.

18 comentarios:

pelirroja78 dijo...

Ale ...felicidades por el River ...Otra tortafrita por eso!!!!!
En cuanto a lo de las profesiones, tienes una muy buena visión, y por eso es que somos panas (en Vzla, es como carnal, llave, compinche...no se como se dice en Argentina), Creo que el que toma esta decisión, debe tomar en cuenta, que llegará a empezar de nuevo, con conocimientos y experiencias,pero de O... cuando pisas Canadá eres una lienzo en blanco, y tu alli decides hacer el mejor cuadro posible, o haces algo gris y triste (Eso es si te quejas, maldices y reniegas,...y sueñas que tu pais era mejor (entonces...pa' que se vino???????))Asi que debemos empezar desde que comienzas con la idea de ser inmigrantes, que debemos reinventarnos, explorar de que somos capaces...Creo que alli esta parte del secreto de hacer un lindo cuadro...Y te felicito porque creo que haz hecho uno muy bello (Sos mi ejemplo a seguir, che)

Ale dijo...

Gracias pana, estoy muy contento por el campeonato de River!
Con respecto a lo de las profesiones, estoy 100% de acuerdo con lo que decis, la analogia con el lienzo en blanco es perfecta. A mi criterio, ese es el espiritu con el que hay que venirse. Besos, y saludos a Gilbert.

Chiqui dijo...

Hola! excelente tu descripcion acerca del inmigrante en canada, realemnte uno logra lo que quiere, con paciencia, y siempre teniendo en consideracion un plan b.
Estuve de intercambio en el colegio secundario en Yelloknife, NWT 2005-06...me quede enamorada con algunos aspectos de este pais... me podrias pasar un poco mas de informacion acerca de los tramites de visado, etc..
voy a seguir visitando tu blogspot q de por cierto es muy lindo

Lorena dijo...

Ale
Los que emigramos de países como el nuestro (Argentina), donde poníamos todo lo mejor sabiendo que no ibamos a tener mayores recompensas y/o beneficios, se nos hace "fácil" empezar de cero en un país como Canadá, donde tarde o temprano vamos a ver los logros; obviamente poniendo de nuestra parte para que eso pase.

Me gusta tu forma de ver las cosas!
Saludos!

Ale dijo...

Hola Chiqui.
Gracias por visitar, te voy a pasar por email algunos links sobre el visado para que te pongas al tanto.
Saludos.

Es cierto Lorena, el venir de un lugar donde todo el esfuerzo puesto no sirve para nada, ayuda a ver esto con otros ojos.
Saludos a Martin, Ian y Thomas.

El Maestro dijo...

Excelente posts, en esto de la inmigracion no hay verdades absolutas, es todo tan subjetivo como uno mismo

Hector Torres dijo...

Asi es Ale, y para muestra un boton, nuestro caso como inmigrantes a Montreal.

Zenia mi esposa comenzo a trabajar en lo que hacia en Mexico y para lo que tiene vocacion, como maestra de informatica en una escuela profesional, y eso al año 2 meses de haber llegado y no hablar practicamente el frances (hicimos estudios en Mexico por 6 meses, solo para pasar la entrevista), pero que paso?, todo el 2007 estuvimos dandole al Frances, y en ese mismo año hicimos relaciones con una señora quebeca (Lucie) que, sin quererlo ni planearlo de esa manera, le abrio la puerta a mi esposa para encontrar ese trabajo.

Esta es la señora de la que te hablo: http://explorandomontreal.blogspot.com/2007/12/jumelage-linguistique-intercambio.html

Por mi parte, pues yo, como tu, tengo una orden y ya empece con la revalidacion de mi titulo en la universidad de montreal, y van a ser mas de 2 años, pero espero que al final valga la pena. Se dice que va a haber penuria ( y que ya esta habiendo) en el area de los contadores. Esperemos que la crisis de EEUU no impacte demasiado estas perspectivas.

Saludos.

Ale dijo...

Hola Maestro. Ya estuve paseando por su Blog. Saludos y bienvenido.

Asi es Hector, pero no creo que vaya a haber tanta penuria como vaticinan. Si no vengase para Calgary, que hasta el momento sobra oferta de trabajo. Suerte y a darle para adelante.
Saludos.

Mordi dijo...

Ey, qué novedad!! se pueden dejar comentarios!
Es realmente un tema que nos persigue a muchos el de dedicarse a la profesion o de cambiar de rumbo. Lo he pensado muchas veces y lo sigo pensando cada tanto. Y si me quedara sin trabajo en mi especialidad, qué haria??? no lo sé.
Las dificultades para la validacion de titulos, presentacion de documentacion y otras cuestiones administrativas que mencionàs no son exclusivas de Canadà. Incluso existen ciertas trabas administrativas dentro de la Union Europea, cuando uno pasa de un estado a otro... con el agregado de las diferencias idiomàticas. De todas maneras, conocer otras culturas, otras sociedades es algo apasionante y motivador. Saludos.

Ale dijo...

Hola Mordi, gracias por seguir visitando y por su paciencia hacia conmigo! Saludos.

Iván dijo...

Hola Ale, he estado leyendo desde hace unos meses su Blog y los de otros coterraneos suyos, en este Post me parece que usted da en el clavo respecto a las expectativas profesionales y tomar la decision de voltear la pagina e iniciar una nueva carrera para buscar nuevos horizontes de trabajo, creo que esto es un buen plan B.
Felicitaciones y que siga teniendo exito.
(anteriormente le escribi a su e-mail)

Ale dijo...

Gracias Ivan, me estoy dando una vuelta por su blog ahora mismo. Saludos.

El Minotauro dijo...

Cierto, siempre lo he dicho:

El inmigrante hace un sacrificio por los hijos.

Y yo apenas voy por la mitad del tiempo tuyo...

Saludos

Sandra dijo...

Hola Ale,
mucho gusto, soy Sandra de Santa Cruz-Bolivia y desde hace poco asidua lectora de tu lindo blog =)
Claro como el agua lo que contás y desde ya te digo que me sirve muchísimo para prepararme mentalmente para lo que se viene, estoy en medio trámite para irnos a Calgary con mi esposo y mis cinco chicos; estoy en la etapa del susto y las mariposas en la panza, antes era pura ilusión e idealismo, ahora que la cosa está más cerca me han entrado un montón de dudas pero creo que hay que hacer tripas corazón y hacerle caso a la inteligencia nomás y seguir adelante.
Ojalá un día nos conozcamos personalmente.
Cariños
Sandra

Ale dijo...

Hola Sandra:
Mucho gusto. Sabes, todos pasamos por lo mismo, y el miedo es normal, a mi me duro hasta haber llegado aca. Todo va a ir bien, vas a ver. Mantenete en contacto.

Jorge dijo...

Un excelente post!
Siempre he encontrado bloggers de Ontario o Quebec, por lo que me parece muy bueno tener tu visión desde esa pujante provincia.
Recibe mis saludos y agradecimiento por todo lo que compartes.

Anónimo dijo...

Alex,

En lo personal, para mi esos logros que mencionas son increibles, parecieran sencillos pero no lo son en lo absoluto. Quienes me conocen y saben que quiero emigrar no coinciben tal decesión de querer dejar aquí mi empleo directivo y mi buen "sueldo" (en promedio claro) por otro empleo como lavar platos, ser mesera que sé yo, pero lo que no entienden es que yo tengo muy claro que si logró emigrar no me importa empezar desde abajo, soy muy consciente de ello, y tampoco entienden que en el fondo solo decidí terminar una carrera universitaria para cumplir con uno de los tantos requisitos que requiere el proceso y que no me importa si jamás logro ejercer mi profesión y que prefiero cambiar este "buen empleo y buen sueldo" con tal de vivir en un lugar más seguro, tranquilo, en donde no me dé miedo salir a andar en bicicleta, leer un libro en un parque, vestirme como quiera sin miedo a que alguien me falte al respeto, o formar una familia. Todas estas cosas que parecen sencillas en mi país NO las puedo hacer y ni mi buen puesto me permitirá hacerlas. Quizá para algunos suene mediocre, pero para mi no lo es, para mi tiene mucho más valor una vida sana, que unos cuantos pesos más. Así que todo eso que tu le llamas "pequeños logros" para mi son de lo más respetable, así que te felicito a ti y a tu esposa por los logros obtenidos a lo largo de su estancia en Canada :)

Un abrazo!!!!
Syl

Ale dijo...

Hola Jorge, bienvenido y gracias!!
Ya he pasado por tu Blog hace unos minutos y te he agregado al Blogroll.

Syl:
Pensamos igual. La calidad de vida no se puede medir contra el tipo de empleo que uno tenga. Y sinceramente, con empeño estoy seguro que aqui conseguiras tarde o temprano un muy buen ingreso, lo importante es venir con la cabeza abierta.
Saludos y gracias por tu visita.