jueves, 11 de febrero de 2010

Rojo Sangre (Repost)

Gonzalez nunca había tenido suerte con las mujeres.
Cuando conoció a Marta tenía 35 años, y tal vez debido a su profunda timidez y a cierto moralismo inculcado durante la infancia, había llegado intacto al matrimonio. El noviazgo fue corto. Atrapado por las recién descubiertas mieles de la lujuria, no dudó en poner la firma; su prometida era una muchacha que estaba llegando a los treinta, y si bien no era bella en el sentido clásico de la palabra, lo compensaba con lo que Gonzalez juzgó como un temperamento determinado y fogoso.
Sin embargo, poco fue lo que duró la felicidad conyugal. No había pasado un mes desde la boda (y de la tibia luna de miel en Córdoba), cuando descubrió que su flamante mujer lo engañaba con otro.
Su falta de carácter y el miedo al rídiculo evitaron el escándalo; Gonzalez cedió a los ruegos y las lágrimas de la adúltera y la pareja siguió adelante. Podría suponerse que la situación le daría alguna ventaja al pobre hombre, pero fue en cambio su mujer quien le perdió el poco respeto que le quedaba debido a su cobardía y a su carácter manso.
El tiempo siguió su curso, y como suele pasar en esta vida, la rutina se fue acomodando para ambos. Tuvieron dos hijos varones (ninguno de los cuales tenía el más leve parecido con su padre), Marta se fue convirtiendo poco a poco en una matrona gruesa y un tanto agria, y Gonzalez, en tanto, se fue haciendo invisible. No en el sentido literal de la palabra, claro, sino que gradualmente dejó de opinar, sugerir o intervenir en cualquier asunto familiar. Sus días pasaban en una oscura oficina que detestaba, pero que le daba la posibilidad de hacer horas extras y de estar el menor tiempo posible en su casa. Su vida marital se había reducido en los últimos años a compartir el lecho conyugal y nada más, y él era demasiado temeroso para tener una aventura por afuera del matrimonio. Sus hijos, por otro lado, lo miraban con el mismo aire de superioridad que su mujer, le resultaba curioso el hecho de encontrarlos tan distintos a si mismo, y hasta tan diferentes entre si.
La vida de Gonzalez hubiera seguido su insignificante curso de no ser por un acontecimiento que podríamos considerar extraordinario. El 14 de Febrero de 2009, el día de San Valentín, Marta salió de compras por la mañana, y volvió al hogar entrada la tarde, con visibles muestras de embriaguez, y perfume barato de hombre emanando de sus temblorosas carnes.
Gonzalez, rojo de pudor y verguenza, la cuestionó inquisidoramente, para solo obtener una risa obscena y derogatoria de parte de su esposa.
Esa noche, esperó a que se durmiera y se acercó a la cama. Observó la masa informe debajo de las mantas, sintió el aliento a cebollas y vino barato, y escuchó los ronquidos a los que ya se había acostumbrado después de tantos años. Se dió cuenta en ese instante de que la odiaba con toda su alma.
Fue un solo acto el ir a buscar el revolver que guardaba en el closet, y el hacer un desastre en las tres habitaciones. La Policía, alertada por los vecinos, lo encontró sentado en un sillón con la mirada perdida, fumando un cigarro, y cubierto de sangre de los pies a la cabeza.
Esa madrugada, Gonzalez durmió en un calabozo, su espíritu libre y en paz, como no recordaba haberlo hecho antes.
Dormía, por primera vez en su vida, el sueño de los justos.

Historias de Amor y Amistad es un evento organizado por InmigrantesCanada.com

13 comentarios:

Gabriel dijo...

Que lo parió, estas historias suyas siempre terminan mal...

Atsuiangel dijo...

¡Auch!...Si...siempre terminan mal ¡Pero cómo son de adictivas!

El 22 dijo...

Es que no pueden terminar de otra manera si hablamos de seres humanos. Los finales felices nunca cuentan el despues, nos quieren hacer creer que los personajes quedan congelados en una eterna felicidad, que normalmente duraría lo que un suspiro.
Despues de todo, y segun como se lo mire, este cuento sí tiene un final satisfactorio... para Gonzalez :)

Anónimo dijo...

Aqui hay un error de estetica, la violencia en los cuentos tiene un fin y es ser un arte, asi que teniendo como maestro a Tarantino, hubiese sido mejor que el caballero del relato, en vez de revolver, un cuchillo o una espada Katana le serviria mejor como liberador de sus desdichas familiares.

Es lo unico que yo cambiaria del relato, que parece ser sacado de la vida real de algun periodico canadiense.

¿Ya ha pasado un año desde los tragicos acontesimientos? Pucha el tiempo pasa rapido.

Fijese que Gonzales tampoco termina bien, la carcel para un hombre timido como el, seria peor que quedar mutilado.

A que sonaba al fondo la musica de Stealers Wheel - Stuck in the middle with you... o si lo prefieren la escena final tambien podria tener la musica de Harry Belafonte (The Banana Boat Song)

Y menciono esto de la musica porque las escenas de muerte son mejores con musica que sin ella, y se que al "22" no le es desconocido el mundo musical, me parece extraño que en sus cuentos no haya algo de rock y muerte mezclados...seria como violar algun tabu personal creo yo...

Por otro lado me parece perfecto que nadie tenga nombre en el cuento, porque asi puede uno especular cosas y cruzar referencias, por ejemplo, el "ultimo" amante de la inquieta esposa podria ser alguno de los personajes ya conocidos, por ejemplo ... que tal el de "Jueves" o el de "la noche"....o incluso el otro timido de la vispera de año nuevo. Anyway creo me estoy conviritiendo en una autoridad en la obra bloggistica de .."el 22"

Bill

El 22 dijo...

Bueno, gracias por tomarse el trabajo de analizar mi rudimentario trabajo y además comentarlo, Bill.
Sí pensé en un arma blanca, pero eso me hubiera llevado a entrar en detalles mas gore; fijese que Gonzalez esta cubierto de sangre de la cabeza a los pies pero sin embargo mató con un revolver, evidentemente hubo algo más entre los disparos y el momento en que llega la policia que no quiero describir en el relato.
Lo del rock y la muerte podria ser si está relacionado con el satanismo, no se, que tenga un muy buen dia.

Anónimo dijo...

Asi es, hay algo que me gusto de Dan Brown en Da Vinci, y es el hecho de escribir mensajes con sangre.

Claro la sangre para mi no es mi fuerte en relatos, pero usted ha explorado profundamente el tema, quizas en un futuro esa podria ser la clave de la resolucion de algun misterio.

Yo creo que aqui falta un tag en este post, para que asi los lectores podamos ir a otros realtos similares que nos permitan saborear mejor este.

¿No ha pensado en lanzar una linea de productos con las caras de sus personajes, por ejemplo, camisetas, comic, juguetes, tatuajes, canciones, dar entrevistas y conferencias..etc, etc? Gonzales podria ser el personaje mas vendible del momento. Porque Gonzales esta vivo...

Hasta tal vez lo adquiera en franquicia y de nuevo retomo mis actividades blogueriles antes del 2012.

¿Por ejemplo que tal que Gonzales conociera a Zaida e hicieran un "Silly History en Canada"? De esa manera se juntarian todos los blogs como una gran hermandad en este San Valentino.

JorMig dijo...

Con aliento a cebolla y vino barato y roncando bajo las sábanas no necesitaba ningún otro motivo para hacerla pelota. Aguante González!

Lorena dijo...

Muy bueno el cuento.
No va a haber uno nuevo para este San Valentine??
Yo no pude ponerme a escribir algo para esta fecha :(

El 22 dijo...

Mas de uno tendria a Gonzalez como idolo, Jormig :)

Lore: como uno nuevo??!! Y este que es, verdurita? Ja, ja, ja. (es cierto, no es nuevo, pero me tome el trabajo de repostearlo!!!) Besos.

el fafa dijo...

Muy bueno el relato... ahora, estás seguro de que es Gonzalez y no Barreda el apellido del protagonista?
Y coincido con JorMig, aliento a cebolla y vino barato? dos de las cosas que odio...

El 22 dijo...

Es Gonzalez, Fafa. Ese Barreda eclipso el trabajo de cualquiere otro asesino familiar, por lo visto. Una injusticia.

Anónimo dijo...

Disculpen la intromision, ¿pero en donde se pueden leer otros relatos de la sanvalentin pertenecientes al evento? A saber este es el UNICO post de esta jornada.

Lastima porque yo queria leer los relatos de otros colegas bloggers.

Y fijense otra cosa, este relato, es un re-post y viendolo bien no corresponde al espiritu de la San Valentin.

Este no es precisamente un relato romantico...¿no?

Att

Bill Tarantino

El 22 dijo...

Señor Tarantino:
Su inquietud será transmitida al alto consejo de Aragca, el cual le enviará una respuesta por correo en los próximos dos o tres años habiles del calendario aragquense.