martes, 8 de diciembre de 2009

Navidad, Blanca Navidad

Hoy se ha reflejado en todos los medios canadienses la muerte de James Delorey, un niño autista de 7 años que habiéndose alejado de su casa sin ropa de abrigo (perseguía a su mascota), pasó dos noches en el bosque a temperaturas bajo cero para finalmente no sobrevivir a la hipotermia, a pesar de haber sido encontrado vivo y de haber recibido atención médica inmediata.
Más allá de este triste caso particular, que mirado con piedad puede llegar a ser considerado un accidente por descuido de la familia, cada año sucesos semejantes se repiten a lo largo de todo Canadá, un país en el que no abundan los delitos y el crimen, pero sí la soberana estupidez e insensibilidad de muchos de sus habitantes.
En Marzo de este año en Calgary, un nene de 21 meses fue encontrado de noche en el parking lot de un casino, en un auto en el que estuvo encerrado por ocho horas, sin medias ni zapatos y con ropa ligera, a -8 grados centígrados, mientras el padre se dedicaba a apostar a la ruleta a unos pocos metros.
Aún más espantoso fue el caso que ocurrió en Enero pasado en Saskatchewan. Un habitante de una reserva aborigen sacó afuera a sus dos nenas, de 1 y 3 años de edad, mientras bebía, y se desmayó. Las niñitas fueron encontradas más tarde, congeladas y sin vida. Hacían -50 grados y estaban vestidas con pañales y remeritas de algodón. Existe alguna justificación para algo así? Yo abrigo a mi perro para sacarlo afuera cuando hacen -15, como se puede ser tan animal tratándose de criaturas?
Alberta, la provincia donde vivo, tiene los índices más altos de violencia familiar y abuso de todo Canadá. Recordemos que este es un país donde la tasa de natalidad aumenta simplemente porque el gobierno de repente da una ventaja impositiva a quienes tienen hijos, donde la mayoría de los niños se crían en guarderías y donde un porcentaje alto de púberes se codean con el alcohol y la droga sin tener una adecuada supervisión de sus padres. Algo enfermo subyace bajo nuestra lustrosa cubierta primermundista.
Otros casos no llegan a las tapas de los periódicos, pero son bastante comunes: cada año unos cuantos adolescentes mueren a metros de sus casas al llegar de madrugada porque se caen de borrachos y se duermen por la hipotermia. Y ni hablar de los sin techo que no consiguen albergue y pasan la noche a la intemperie, noches en las que uno no se anima a estar afuera a excepción de los pocos segundos que toma ir desde lo calentito de nuestras casas a lo calentito de nuestros autos y viceversa.
Pero por suerte, para esta época llega la Navidad para cubrirnos de alegría y felicidad. Una felicidad que, para la gran mayoría, está edificada alrededor de los centros de compra, TVs de plasma, celulares web, Wii y lucecitas de colores que alegran la vista.
Espiritualidad hay muy poca, claro, pero se reemplaza facilmente con bebidas espirituosas (no suenan igual acaso?), en Navidad nos vamos a dormir casi todos alcoholizados.
Para consolarnos, al otro día es Boxing Day, y podremos salir otra vez a matarnos por cosas que no necesitamos realmente, pero que a tan buenos precios, quien puede resistirse!
Si, ya se que soy un amargo. Y si, ya se que Ud. lector no se siente identificado con mi descripción de la Navidad. Y también se que empecé con un tema y terminé con otro distinto.
Pero así me siento a veces en esta sociedad que, algunas veces, encuentro bastante vacía, hasta un poco monstruosa.
Salud y Jingle Bells para todos!

24 comentarios:

Vir dijo...

a mi me gustó, de hecho estaba escribiendo algo similar para el blog
en algún lugar se perdió el verdadero espíritu de las fiestas que no tiene nada que ver con las compras y comer y tomar hasta el hartazgo.
y vuelvo al comienzo de tu post, siempre tiendo a creer que tenemos la posta en estupidez y violencia en argentina
veo que no, que existe de todo en todas partes y los hechos que contás, que desconocía, me sublevan y generan una impotencia incontenible
a mí, el espíritu navideño no me embarga en este mundo de enormes diferencias y terribles actitudes

beso ale

El 22 dijo...

Asi es Vir, aun dejando de lado el sentido religioso de las fiestas, que para algunos no es relevante, el espiritu de la Navidad deberia nutrirse de lo familiar y lo afectivo, y no del consumismo extremo al que por lo menos aca estamos sometidos; los comerciales induciendo a la gente a comprar empiezan 3 meses antes mas o menos! Yo siempre digo que si las pirámides hubieran estado en Norteamerica, las hubieran tirado abajo para construir Malls. En fin.
Besos.

Gabriel dijo...

A mí el espíritu navideño siempre me pega fuerte, incluso a pesar de esa costumbre que tienen mis familiares de morirse solamente para estas fechas.

Pero casos como los dos que menciona Ale me hacen hervir la sangre. Lo del nene autista, pobrecito, parece ser un accidente o pura fatalidad. Pero en los otros dos, a los 'padres' habría que matarlos (si no murieron ya) y luego tratar por todos los medios de resucitarlos así se los puede matar de nuevo.

Con respecto a que las fiestas son para comprar, comprar y comprar (y luego morfar y chupar de lo lindo), eso me parece que comenzó en Argentina una vez que aparecieron los grandes shoppings con sus Papas Noel y sus grandes ofertas navideñas. Antes no era así, para nada.

Bueno, en realidad me refiero a la parte de comprar como loco. Lo de comer y beber como cerdos siempre existió. Como bien dice Landriscina, hay una especie de orgullo o satisfacción en decir "Je! Comí todo!!" como si uno hubiese ganado un maratón. Es más, parecería que es una obligación: "Hay que comer porque sino se enoja Jesús!" :-)

Tengo ese MP3 de Landriscina hablando de la Navidad y lo publiqué en mi blog el año pasado. Me voy a fijar si aún funciona, porque es absolutamente increíble.

Gabriel dijo...

Increíble, Ale. Tuvimos un razonamiento muy similar, exactamente al mismo tiempo! :-)

El 22 dijo...

Si tenes el Mp3 de Landriscina pasalo Gabriel!
Yo siempre sospeché que eso de comer a reventar en Argentina venia mas bien de los inmigrantes españoles e italianos, que como mis abuelos, pasaron hambruna en sus paises de origen, pero no estoy seguro. Mi abuela, que llegó a alimentarse de raices en Italia de lo pobre que era, preferia que la internaran en el hospital por indigestion , antes de tirar a la basura un poco de comida, y cuando ibas de visita, te embuchaba hasta reventar (por suerte cocinaba rico!)

El 22 dijo...

Que lo tiró, Mendieta...digo Gabriel :)

Leo dijo...

y bueno, pero lo peor es que es cierto, feliz navidad y feliz boxing day

PaulyS dijo...

En mi casa eramos (creo que aun lo somos) bastante pobres, no habia regalos los 24 ni reuniones, despues de las 12 de la noche nos reuniamos en el club del pueblo en un baile familiar, nadie hablaba de regalos ni nada por el estilo. Los 8 armabamos el mismo arbolito que recibio mi mama en el año 63, regalo de una familia amiga que tenia mucha plata. Regalos recibiamos para Reyes, aunque mas no fuera una bolsa de caramelos en los zapatos siempre habia.La familia se reunia los 25, nada especial, por ahi lo diferente a otras fechas era que habia pan dulce y budines. Creo que eso me inmunizo a la locura navideña, y realmente es algo de lo que estoy muy orgullosa. Cuando estaba en Argentina y mi esposo me contaba cosas como las que pones en tu blog yo siempre le decia que Canada no era el paraiso, solo un poco mejor al pais donde viviamos. Hay mucho por hacer por estos lares. Creo que les tenemos que inculcar a nuestros hijos valores fuertes y enseñarles que no siempre se debe ir a favor de la corriente, mas cuando esa corriente no nos identifica. Un abrazo grande

El 22 dijo...

Igualmente Leo, je.

Paulys: es cierto lo de no seguir la corriente, el problema es que con el tiempo esa corriente te va erosionando y terminas asimilando algunas cosas, quieras o no. Y los chicos mas todavia. Besos.

Lorena dijo...

Pucha no quedo mi comentario...

Decia que
Canada no es color de rosa.
Esa gente no tiene derecho a la vida, haciendole eso a esos pobres nenes.


En mi familia las navidades eran de reuniones y comida, no de compras ni regalos, siempre habia una tonteria para cada uno.

Ahora vivimos en una sociedad consumista pero a pesar de eso en mi casa se escucha musica navideña, se cocinan galletas y tratamos de pasarla bien.

Por suerte donde vivimos no hay grandes centro comerciales y eso ayuda bastante a que los chicos no piensen mucho en los regalos.

Besos

Un Personaje en busca de Autor dijo...

Je je, pues es muy grave lo que usted dice a proposito de su fiesta cristiana.

Nosotros los judios no tenemos esos problemas porque no creemos en jesus.

Ademas en australia todavia la influencia de los USA no es patente y los niños no mueren de frio.


Saludos

Wra5 dijo...

Talvez la sociedad se ha vuelto monstruosa, e insensible a muchas cosas, la navidad nunca a perdido su significado solamente es que ya no se la valora como en otras epocas

Juan Carlos dijo...

Pues me parece que tu parecer es certero y profundo. Ojalá esta navidad logremos ver más allá de la fiesta y las ganas de comprar nuevos juguetes y meditemos un poco en el verdadero significado de estas fiestas.
Saludos.

el fafa dijo...

Este... bueno. Yo lo que lamento es que, cuando mi abuela trabajaba cocinando durante dias y dias antes de navidad ya que nos juntabamos en la casa de ella, a mi no me gustaba nada de lo que hacía... y hoy si!!! pero ella ya no está... Yo no creo en el espiritu navideño ni en pocas cosas, creo... pero hay algo en lo que si creo, hay que buscar motivos para festejar y pasarlo bien. Y creo que este es uno de ellos, asi que con perdon de los que lean yo voy a morfar y chupar hasta esplotar! Felices fiestas a todos.

JorMig dijo...

Fafa, por favor tratá de no explotar porque vas a hacer un desastre.
Estoy de acuerdo en que hay que buscar motivos para festejar. Lo que también veo es que desde hace mucho tiempo las fiestas son ocaciones donde nos juntamos a comer, a tirar fuegos artificiales, a encontrarnos a veces con gente que no soportamos demasiado y a brindar. Es como si hubiese una lista de cosas a hacer, cuando ya las hicimos todas, nos podemos ir a nuestra casa o a estar con quien realmente queremos.
Por supuesto que no debe ser así para todos, espero.

El 22 dijo...

Lore: yo creo que mucha gente todavia hace de la Navidad una sana tradicion familiar. Aca impacta un poco lo agresivo de la venta, especialmente en la tele, un minuto despues de Thanksgiving ya te están bombardeando con publicidad navideña, y eso afea un poco las cosas.

Personaje: Ud es judio hasta que se hable de Hanukkah, ahi estoy seguro que enseguida se convierte en musulman o budista, de contrera nomas :)

Walter: probablemente tengas razon, y se haya perdido el verdadero sentido de las fiestas.

El 22 dijo...

Juan Carlos: ojala asi sea. Ojo, yo no reniego de la expectativa de un niño ante el regalo de Papa Noel, es mas bien el frenesí consumista el que me altera. Aqui un mes antes de Navidad se hace dificil caminar tranquilo en un Mall, la gente se desata y uno ve como disfruta mas del acto de comprar que de cualquier otra cosa. Saludos.

Coma y tome tranquilo Fafa, que la vida es una sola. Eso si, asegurese de sobrevivir al asunto de la explosion :)

Jormig: aca ni los fuegos artificiales tenemos :( Ud piensa que veremos algo desde aca si explota el fafa? :)

JorMig dijo...

Sure :)

FelipeSg dijo...

Mmmm me gustaría morir borracho y de hipotermia..

Como que muere uno en su ley ¿no?

El 22 dijo...

Y...vendria a ser como la muerte en el campo de batalla, Felipe :)

Ale Marge dijo...

Si vivimos en una sociedad consumista con mucha estupidez pero por lo menos la estupoidezno suele molestar a los otros (salvo en estos casos de negligencia), aunque la veo vacía, hueca, la prefiero a la estupidez de mis vecinos tirando tiros al aire todas las fiestas que siempre terminabvan hiriendo o en casos mas extremos matando a alguien. Nosotros pasamos la navidad como lo haciemos desde chicos: regalos austeros, comida rica y poco alcohol (yo le hice traer dos botellas de sidra Real a mi mamá)un mismo árbol todos los años.
Con respecto a los chicos, totalmente de acuerdo, a mí no me cabe en la cabeza como se puede dejar a un nene de 2 años de 8 a 9 horas en una guardería. Pero no es solo el canadiense, yo trabajo en una guarderia multicultural y el inmigrante también se acostumbra muy rapido a eso ( y eso que es el primero en criticar)

El 22 dijo...

Sabes Ale que cuando hablaba de lo que veo en Canadá, no me estaba refiriendo a los canadienses en particular, sino a un estilo de vida que nos engloba a todos, lo que nacimos aca y los que no. Yo tengo amigos que asi como tienen hijos, asi los van metiendo en la guarderia 40-50 horas por semana. Mi esposa tiene un dayhome en casa justamente para poder tener a nuestra hija con nosotros sin necesidad de que la cuide otro, asi que tambien vemos el asunto de primera mano.
En fin, no estoy criticando ni tratando de comparar, solo observando algunas cosas que por ahi no van tanto con mi forma de ver las cosas.

Ale Marge dijo...

No lo decia por tu post, te entiendo perfectamente, además sabía que ustedes conocen el problema de primera mano, lo decía porque me tocó escuchar esa crítica en círculos hispanofonos

el fafa dijo...

Me voy a poner de acuerdo con Gabriel para esplotar al mismo tiempo, asi tienen juegos artificiales los canadienses... Felices fiestas...