domingo, 20 de julio de 2008

Crimen en Canada

Contrario a la tendencia mundial, la tasa del delito en Canadá ha ido disminuyendo por tres años consecutivos. Según el más reciente informe de Statistics Canada, durante el 2007 el crimen bajó en un 7% con respecto al año anterior, especialmente en relación a robos de autos, viviendas y falsificación de dinero. También se contaron menos delitos violentos como homicidios y asaltos sexuales, destacándose la disminución de robos a mano armada en un 12% con respecto a 2006.
A continuación algunos datos interesantes que se desprenden del mencionado informe:

- La tasa criminal bajó en todas las provincias canadienses a excepción de Newfounland and Labrador.

- Si bien tuvo una disminución del 3.5 %, Saskatchewan es todavía la provincia con mayor delincuencia y más crímenes violentos.

- Por cuarto año consecutivo, las provincias con menos delitos fueron Ontario y Quebec.

- Si bien no hay precisiones acerca de las causas de este fenómeno, se especula que tiene que ver con una población de edad cada vez más elevada.

Esto último me dejó pensando, si la tasa de delincuencia tiene que ver con un factor etario, quiere decir que los cacos se jubilan más jóvenes? Ojo, es algo a considerar al elegir una profesión en este país, y por lo visto, en el área trabajo no falta.
Por otro lado, se me ocurre que en Canadá deben haber muchísimos menos políticos que en otros lados, eso también justificaría estos números (habría que estudiar cuantos corruptos por metro cuadrado tenemos en Latinoamérica para demostrar esta hipótesis).
En fin amigos, ya saben, Canadá es un lugar bastante seguro para vivir. Sin ir más lejos, la primera noticia policial que vi en la tele cuando me mudé a Calgary, fue acerca de un grafitti que habían dejado en la pared de una casa de barrio. Dos patrulleros en el lugar del hecho y un oficial muy serio diciéndole a la cámara que se estaba llevando a cabo una profunda investigación del hecho me hicieron pensar que estaba viendo una programa humorístico. Nada que ver.
Eso sí, al mes siguiente me robaron la billetera (seguramente algún compatriota amigo que me quiso hacer sentir como en casa).

9 comentarios:

Juan Pablo dijo...

es reconfortante saber este tipo de informacion, ya que, al menos en nuestro caso, es uno de nuestros principales motivo de emigracion.
y los pungistas estan en todos lados!, son los "ladrones de oportunidad", saludos!!!

Hector Torres dijo...

JAJAJAJAJA, ahora si me hiciste reir Ale, con lo de la recordada de tu madre patria.

A mi se me ha perdido en dos ocasiones mi cartera, la primera con mas de 3,000$ CAD y la encontre enterita, alguien la recogio y se la dio al conserje y este la dio a la administracion del edificio :0

Y la segunda ocasion se me perdio en la escuela, y solo traía 20$ CAD. En esta ocasion me la regresaron sin los 20$ pero con todos los documentos (maladie, licencia, tarjetas de credito, etc...) y aun cuando se cobro a lo chino, pues la verdad que me salio muy barato.

Saludos.

El Minotauro dijo...

Cierto, la policia canadiense esta para ser amiga y sonreir. Cuando fui a New York, la policia me seguia y miraba esperando a que yo cometiera algun error.

En Canada me siento muy tranquilo

Ale dijo...

Es cierto Juan Pablo, "pungas" hay aca y en China. Pero fuera de broma, no te digo que no pasa nada, pero Canada es muy seguro para vivir.

Hector, eres un peligro. Me recuerdas a mi padre, que tenia la costumbre de apoyar el maletin en el techo del coche para abrir y se olvidaba al instante, arrancando con el maletin todavia arriba.

Minotauro, eso es porque Ud esta relacionado con la mafia caramelo! Hablando en serio, yo sigo sobresaltandome cada vez que veo a la policia, es un instante, hasta que recuerdo donde estoy.
Saludos

Lorena dijo...

Hola Ale!!
Que bueno que el nivel de violencia y delincuencia sea tan bajo.
Para que veas...hace un rato salí corriendo tras una de las muchachas que trabaja en el condominio, porque anoche se nos habia caido un muñequito en el estacionamiento y mientras me cambiaba para ir a buscarlo, vi a esta chica agarrarlo y guardárselo, sabiendo que estaba en nuestro lugar de estacionamiento.
"Supuestamente" lo iba a llevar a la administración, pero se fue para el otro lado. Le voy a dar el beneficio de la duda...pero no mucho.

Saludos!

Ale dijo...

Es bueno tener todavia Lorena la generosidad de otorgar el beneficio de la duda, habla bien de vos...aunque es dificil, no? Yo creo que gente decente hay en todas partes, aunque sean minoria. Hay que ver que haria uno si se encuentra la billetera del amigo Hector mas arriba (no seria mala idea seguirlo a todos lados, ja, ja) Saludos.

El Maestro dijo...

LA verdad que leer los policiales es gracioso aca,
El otro dia estaba cargando combustible y en el surtidor habia la foto de una persona y su vehiculo y decia: este señor se fue sin pagar.
Me llama la atencion la poca profesionalidad de los cacos por momentos, yo creo que muchos delitos son mas como gracia, que otra cosa, porque que necesidad puede tener alguien de robar 50 o 60 dolares ?. Ninguna.
Creo que fue en Drummonville estaban avisando a las personas mayores que tuvieran cuidado porque habia una banda que observaba tu pin cuando pagabas en el super, despues cuando salis te preguntaba alguna direccion y desplegaba un mapa sobre el parabrisas en ese momento otro entraba a tu auto te robaba la cartera y salia raudamente al cajero, estas personas tenian acento extranjero segun los damnificados.
A mi lo que me preocupa es lo del acento.

Ale dijo...

Je, je. Lo cierto Maestro, es que un profesional de las malas artes se podria hacer un festin por estos lados, la gente es muy inocente. Uno baja la guardia cuando se siente seguro. Saludos.

Jorge dijo...

Jajaja, genial tu sarcástico relato.
Por desgracia mis compatriotas estan haciendo de las suyas en Europa, y eso nos da mala fama.
En Canadá hay muchos compatriotas míos. Espero que no sean de aquellos con malas costumbres.
"De todo hay en la villa del Señor"
Me hizo recordar la película "Villa Feliz" (Así cro que se llama) cuando los bomberos no conocían los incendios, pero si acudían a bajar un gato de un árbol.